Nueva ley antitabaco

Con la reglamentación publicada por el Gobierno, las 111 muertes por día en la Argentina podrían reducirse, afirman los expertos.

Después de que anteayer el Gobierno publicara en el Boletín Oficial la reglamentación de la Ley Nacional N°26.687 de control de tabaco y que el viceministro de Salud, Máximo Diosque, afirmara que con esta “herramienta vital para vencer el tabaquismo se podrán evitar 10.000 muertes en la próxima década”, el panorama que esta epidemia en la Argentina comienza a cambiar su negativa perspectiva para tornar hacia una esperanzadora noticia, justo hoy que se celebra el Día Mundial sin Tabaco.

“En Argentina hay un antes y un después de la reglamentación de la Ley N 26.687 de Control del Tabaco”, expresó el funcionario en un comunicado del Ministerio de Salud, en alusión a la disposición reglamentada que “busca disminuir la contaminación ambiental que genera el humo del tabaco, pero también desalentar la venta y el consumo, sobre todo en las personas jóvenes, para que estén protegidas de la publicidad y que puedan conocer también el daño que produce el tabaco”.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el tabaco mata a 6 millones de personas por año en el mundo entero y en la Argentina produce unas 40.000 muertes. Es la principal causa de muerte evitable y está relacionada con 8 de las 10 enfermedades que provocan más muertes en el mundo.

Ayer, LA NACIONpublicó en exclusiva un informe elaborado por el Instituto de Efectividad Clínica y Sanitaria (IECS), una institución independiente especializada en salud pública, donde se revelaba que todos los días se producen 111 muertes totalmente evitables por alguna de las 17 enfermedades que causa el tabaquismo.

En el mismo estudio, se especifica que la muerte por tabaquismo en el país representa el 13,6 por ciento de todas las muertes en la Argentina, en donde se desgrana que el tabaco es responsable de 64.500 infartos e internaciones por enfermedades cardíacas, además de casi 19.000 diagnósticos anuales de cáncer.

images (4)

Desarrollan vacunas para combatir la adiccion al cigarrillo

La vacuna que está más desarrollada se ocupa de la droga adictiva que hace más daño a la salud de las personas: la nicotina.

Más de 100 millones de personas en todo el mundo son adictas, un hábito que mata a cinco millones de personas por año, alrededor de una cada seis segundos.

La mayoría de los fumadores de los países desarrollados quieren dejar, pero es muy difícil. En Estados Unidos alrededor del 40% trata cada año, pero a los seis meses 19 de cada 20 personas vuelven a fumar.

Como todo fumador sabe, dejar es fácil. Mantenerlo es lo difícil. La vacuna que se está probando trabaja igual que la de la cocaína, protegiendo a los ex fumadores de las recaídas: incluso los que caen en la tentación, encuentran que el cigarrillo no los satisface.

Se podría pensar que, contra lo deseado, las personas podrían fumar más para que los anticuerpos no fueran suficientes para neutralizar el efecto del cigarrillo.

Sin embargo, un reciente estudio encontró que incluso cuando no dejaban de fumar, las personas con altos niveles de anticuerpos fumaban menos.

This slideshow requires JavaScript.